lunes, 25 de mayo de 2015

MÁS QUE UN VÍDEO DE CASTIDAD FORZADA

La cantidad de descargas que ha tenido este vídeo desde su publicación, confirma mis sospechas: La castidad forzada es un tema que a muchos os atrae y os pone perros a tope. Y al parecer, no es necesario que este sea el tema principal de vuestra fantasías, porque más allá del tema concreto, lo importante aquí es que se conjugan una gran demostración de superioridad y crueldad por parte de la Dómina y una situación de humillación y sufrimiento extremos para el esclavo. 

Hay otra cosa que me esperaba al publicar este vídeo y que también se ha cumplido, y es la cantidad de comentarios sobre su contenido, y como a cada uno de los que lo ha visto le impactan más unas cosas que otras.

Y es que, aunque viendo el trailer te pueda parecer que es un vídeo sólo de castidad,  "Cita con un mierda" es mucho más. La descripción más adecuada es que mi vídeo son 54 minutos en los que se vé qué puede pasar cuando se reúnen a la vez dos condiciones fundamentales: mi esclavo de turno no tiene límites y a mi no me apetece tener piedad.

En realidad, para disfrutar de este vídeo, daría igual que te interesase o no el tema de la castidad, porque:

Si te gusta el fetichismo de pies, el fetichismo de manos o el fetichismo de calzado; 

Si te interesa la alimentación forzada con una buena dosis de sufrimiento o la lengua de un esclavo usada como felpudo para limpiar unas suelas bien sucias;

Si te pone el spiting en cualquiera de sus versiones, despectiva o erótica;

Si las imágenes de ball busting o CBT te impactan como una ráfaga de sangre en la cabeza; 

Si sabes apreciar lo efectivo que resulta un simple cigarro o un poco de electricidad para convencer a alguien de algo;

Si lo que te vuelve loco son cosas tan diversas como las bofetadas, la tortura psicológica, el lenguaje sucio, la humillación verbal o la ingesta de una meada entera;

O si lo que te provoca una excitación extrema es verme pasarlo bomba, oírme reír a carcajadas y observarme disfrutando al máximo de mi parte sucia, cabrona, despiadada y sádica...
...tengo que decirte que este vídeo te gustará. 

Da igual que seas sumiso, esclavo, fetichista, masoquista físico o emocional, cerdo ilimitado o pervertido sutil: en todo caso en "Cita con un mierda" hay uno o varios pasajes para ti. Una o varias secuencias concretas de esas que te pondrías una y otra vez en días y horas distintos, hasta quemarlas.

miércoles, 20 de mayo de 2015

PRÁCTICAS (IV)... HOY OPINO SOBRE...

TRAMPLING

Esta es una práctica que me resulta fascinante. Y lo es porque combina lo físico, lo psicológico y lo visual. Yo la englobaría dentro de las prácticas relacionadas con el fetichismo de pies... unos pies que en este caso se vuelven crueles, tan crueles como su dueña quiera que sean y especialmente si están enfundados en unos tacones altos y afilados...

A nivel físico, el trampling es una práctica sadomasoquista. Quien pisa sabe perfectamente que está haciendo daño: puede deducirlo, verlo y oirlo. Quien es pisado soporta el dolor que ejerce la presión de sentir todo el peso de otro cuerpo sobre su pecho, su abdomen, su cara, sus huevos... La respiración se hace más difícil, sin duda el miedo a una costilla rota o a un pisotón mal dado también juega su papel, y todo ello aumenta a medida que la zona pisada es más delicada. Recuerdo frases como ¨Creí que iban a estallarme los ojos¨, que resumen esto perfectamente. 

Cuando el trampling se realiza con calzado, la cosa empeora considerablemente... Unas (aparentemente) inofensivas sandalias planas de verano, pueden resultar un arma fantástica en los pies de quien va a pisar. El tacón cuadrado de una bota de montar, también lo es. Sólo necesitas más tiempo, y relajarte sobre eso mullido que hay debajo de ti... el peso, la gravedad y el tiempo, harán el resto del trabajo, y lo que parecía soportable, dejará de serlo.
Lógicamente, lo peor son los tacones y aún esto puede empeorarse si se busca hacer esta práctica absolutamente extrema... ¡Hay mentes muy malignas por ahí!

En lo referente a lo psicológico... difícil explicarlo sin dejarse nada. Ahí está tu esclavo, haciendo de suelo para que camines sobre él, dejándose aplastar como si para ti no significase nada, convirtiéndose en una mota de polvo... una de esas miles de motas de polvo que pisas cuando caminas por la calle o por tu casa, sin reparar en ellas, sin ser consciente de su existencia. Cobrar consciencia de lo que estás haciendo, perderla, volver a recuperarla, volver a perderla... ese es para mi uno de los grandes encantos del trampling.

Sobre lo visual, cualquiera sabe que desde abajo, todo se ve más grande. Y así es exactamente como te ven cuando caminas sobre ellos: Grandiosa, poderosa, esbelta, altiva, superior. Pero, si miras hacia abajo, las vistas tampoco están nada mal... ese gesto de dolor en su cara (si es que no estás de pie sobre ella), su piel enrojecida, las huellas que tu calzado va dejando, su mirada de gusano aplastado, su cuerpo tensionado por el esfuerzo que hace para soportar tu peso... y seguir soportándolo. Cobrar consciencia y sentirte grandiosa, poderosa, esbelta, altiva, superior; perderla y pisar sin piedad, ignorando lo que has visto al mirar hacia abajo; recuperarla y pisar sin piedad, recordando exactamente lo que has visto cuando has mirado hacia abajo. 

video

Si, estos pies son míos y este es un fragmento de mi próximo vídeo.






miércoles, 15 de abril de 2015

DESCARGA MI ULTIMO VÍDEO CON PAYPAL



Descarga Cita con un mierda, utilizando Paypal, por 1,50 €.

Para ello sigue las siguientes instrucciones:

PASO 1)
Ingresa 1,50 € en la cuenta de Paypal am_clips@outlook.es.
Elije la opción enviar dinero a familiares o amigos

PASO 2)
Envía un correo electrónico a am_clips@outlook.es.
En él indica la cuenta paypal que has utilizado para realizar el pago y especifica que quieres descargar el clip "Cita con un mierda".

Recibirás en tu correo un código para la visualización del vídeo.

martes, 7 de abril de 2015

NUEVO VíDEO YA DISPONIBLE.



Cuando vengas a hacer una sesión conmigo, tú pondrás unos límites que yo respetaré. 

En primer lugar, porque es una condición impuesta por el hecho de ser Mistress Profesional y por el consabido (y a veces, admitámoslo, aburrido "sano, seguro y consensuado"). En segundo lugar, aunque yo no fuese profesional, a mi me gusta conquistar, seducir y poseer través del BDSM ... y saltarme los límites a la ligera, no me parece un método nada inteligente.

Cuando vengas a hacer una sesión conmigo, sea o no tu primera vez, sabes que respetaré tus límites. 

Pero, si antes has visto este vídeo, también sabrás que estarás ante una Mistress que, cuando sabe que el momento es oportuno, y el pelele es el adecuado, hace lo que le apetece en cada momento y se relame de gusto sintiéndose así de poderosa.

Cuando vengas a hacer una sesión conmigo, y me veas respetando tus límites, si antes has visto este vídeo, apuesto a que estarás deseando ver un destello de la fiera que estoy conteniendo. Si eres un esclavo listo, quizá sepas tocar la tecla adecuada... yo también las tengo.


lunes, 19 de enero de 2015

empal(M)ador



Cogiendo ideas de aquí y de allá y fusionándolas con mis deseos más perversos, mi esclavo nº7 ha utilizado su imaginación y destreza para inventar este encantador juguetito y regalarme algo exclusivo con lo que poder divertirme. Y he de reconocer que lo ha conseguido... El nombre y la forma de escribirlo, también es idea de su creador y, solamente viéndolo, resulta bastante evidente por qué ha elegido ese nombre.

La pequeña argolla que tiene en su extremo es lo que le da ese toque final y lo que lo hace aún mejor.

Utilizar un candado para unir esa argolla a otra que haya en la pared y de ese modo inmovilizar al esclavo es una opción nada desdeñable. Unir a esa argolla una cuerda y manejar desde ahí a la marioneta de turno es tan divertido como eso o más. Al dar un pequeño tironcito, la fuerza va desde la argolla hasta bien profundo en su culo, pasando antes por su polla, inmovilizada, empalmada y presionada por las anillas, y lo mismo ocurre con sus pelotitas, también sujetas por la anilla más grande.  El sistema, en conjunto, es muy seguro... imosible perderlo en un descuido.




Si tener a un esclavo cogido por los huevos me hace sentir que lo tengo en mis manos, con todos estos complementos, la sensación de poder aumenta considerablemente. Creo que le voy a sacar mucho partido a este nuevo aparato.






viernes, 9 de enero de 2015




Tomarme mis descansos y olvidarme un poco de vosotros, mis apestosas mascotas, está bien pero, pasados unos días empiezo a echar de menos putearos y sacaros la pasta por ello. Se me ocurren pocas combinaciones tan interesantes como esa.

Y es que, el Femdom profesional, tiene sus pros y sus contras... pero en el top de sus pros yo coloco la sensación de estar esperando a alguien a quien sé que voy a humillar o castigar de un modo u otro. Alguien que me recordará que soy poderosa y especial y que, por mi y por complacerme, soportará dolor, tragará mi saliva con devoción, me dejará jugar con su culo o escuchará como, mientras le miro a los ojos, le digo que es un pedazo de mierda. 

Y para postre me hará un suculento regalo en agradecimiento por mi tiempo.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

UNA CITA ESPECIAL



Qué os dice esta imagen? 
AM video, una pequeña llave entre mis dedos... ¿Adivináis de que puede tratarse? ¿Qué candado abrirá esa llave?

Y si os dijera "Cita con un mierda", ¿os suena de algo?

Estoy segura de que quien en su día leyó aquel post, no lo ha olvidado y ya intuye de qué va el tema. Para el que acaba de llegar, una pequeña ayuda para que se sitúe:


Pues si, tal y como dije, filmé aquella sesión y hoy os anuncio que publicaré el video el mes que viene. Éste dura casi una hora y apenas tiene edición, sólo la justa e imprescindible. Os dejo en este post (el primero de varios antes de la publicación del video) un pequeño avance, unas fotos que ni de lejos dan una idea aproximada de lo intenso que fue.

Y es que tenía que dar a mi esclavo una lección por haber fallado, por ser incapaz de controlarse y mantener la promesa que me había hecho; si su inútil e inservible polla le importaba más que yo, debía castigarlo y humillarlo severamente, así que me pareció un estupendo valor añadido para tales fines haceros a todos partícipes de aquella sesión y de su contexto, llevarme las cámaras y dejar que cualquiera que quisiera pudiese verlo y deleitarse con mi crueldad y su sufrimiento. En definitiva, exhibirlo como el pedazo de mierda que demostró ser. 

En este video se refleja perfectamente su angustia y mi absoluta falta de piedad... Porque aquella tarde no tenía intención de ser piadosa. Y, si no frené cuando ante mis ojos vi lo que os enseño en la última foto, sólo me quedaba una opción: pisar a fondo... y disfrutar de la velocidad.






Se ha producido un error en este gadget.